Nuestro grupo nació hace 50 años con el nombre de Rondalla Santiago. En la actualidad está integrado por más de 60 miembros con unas edades comprendidas entre los 12 y los 65 años, siendo la media de 25 años.

En estos años, el Grupo Folclórico Santiago, hemos recorrido miles de Kilómetros por los pueblos y valles del Pirineo Aragonés, así como por buena parte de la geografía española (Cataluña, País Valenciano, Murcia, Mallorca, Galicia, Cantabria, País Vasco, Castilla León, Castilla la Mancha,…).

También hemos participado en intercambios culturales y festivales folclóricos internacionales que han tenido lugar en diferentes países (Francia, Alemania, Finlandia,...) mostrando la riqueza del folclore altoaragonés allá donde hemos viajado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El trabajo del Grupo Folclórico Santiago consiste en la investigación de las indumentarias, los bailes y las músicas tradicionales altoaragonesas, con especial hincapié en el folclore del Pirineo, y plasmarlo en nuestras actuaciones: festivales, misas y rondas.

A lo largo de estos años hemos creado una escuela con más de 130 alumnos de baile, canto y rondalla, que nos permite augurar un esperanzador futuro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En las representaciones del Grupo Folclórico Santiago incluimos paloteaos tocados a ritmo de chiflo y salterio, piezas de baile de plaza como polkas,mazurcas y vals-jota, danzas de la zona del Sobrarbe las cuales, muchas de ellas, se desarrollan como juegos y correcalles y que se acompañan de la tradicional gaita aragonesa.

 

Interpretamos también piezas ceremoniales llenas de elegancia como es el Bolero de Sallent y cantos religiosos: auroras, villancicos, sacramentos, gozos, mandamientos. Además, forman parte de nuestro repertorio piezas más alegres de ambiente festivo como albadas, rondaderas, jotas de estilo, sobremesas; jotas bailadas en las que contrasta la jota pausada del Pirineo Occidental, con las jotas con más ritmo de Tierra Baja (Somontano, Hoya de Huesca…).

 

Todas estas piezas se acompañan con bandurrias, guitarras, laúdes, violín, acordeón, guitarrico, gaita de boto aragonesa y los instrumentos pirenaicos por excelencia, chiflo y salterio.

 

De esta manera, el Grupo Folclórico Santiago podemos revivir el espíritu de antaño.

 

Tras un período de investigación, hemos podido recuperar tradiciones que casi habían quedado en el olvido y, de esta manera, se fue construyendo nuestro objetivo de recrearlas para darlas a conocer, manteniendo vivo el espíritu de las gentes de ayer.